domingo, 23 de agosto de 2015

WATERLILY

Podría también llamar esta entrada como "las desventuras de mi Waterlily".


Comencé a tejer este patrón muy animada y con muy buenas expectativas... pero la historia es larga y complicada... y no siempre las cosas salen como una quiere.

Hacía tiempo que había visto este patrón por ravelry y me había gustado bastante. Es un estilo que me va muy bien y me gusta ponerme este tipo de camisetas en verano. A varias amigas tejedoras también les gustaba así que se organizó un KAL en el grupo de Valencia Knits para tejerlo juntas.

El patrón es Waterlily by Meghan Fernandes y está publicado en la revista Pom Pom.

Empecé el KAL muy animada.
Compré un hilo de lino en un color gris perla muy bonito porque tenía muchas ganas de tejer algo para el verano en lino y así cambiar un poco de material. La mayoría de las camisetas de verano las tengo en algodón o mezclas con seda.

El hilo es Katia Lino 100%. Al principio puede parecer que tiene un tacto rústico y a veces se deshilacha un poco (sobre todo si tienes que deshacer) pero, en general, se puede decir que me ha gustado.




Todo comenzó más o menos bien pero a medida que pasaron los días... para mí la labor se fue complicando.

Mis compañeras de KAL fueron terminando sus preciosas camisetas pero yo la verdad que me atasqué bastante. Y eso que la camiseta no tiene ninguna dificultad.

Por esos días volvieron mis recurrentes dolores de espalda (por llamarlos de alguna manera...) y la labor fue pasando a un segundo plano.

Ese fue el principio del fin.





Cuando tejes una labor por mucho tiempo, pueden pasar varias cosas (incluso todas a la vez): 
1º. Falta de motivación. Simplemente, te aburres de la labor y de ver siempre lo mismo en tus agujas.
2º. Pierdes "el hilo". Lo dejas, lo coges, lo dejas, lo coges... y así sucesivamente. La pregunta clave es: ¿Por dónde iba?.
3º. Como consecuencia de la anterior... es muy fácil que te equivoques y tengas que deshacer. Creo que he deshecho el canesú por diferentes motivos unas 3 veces... y esto te lleva de nuevo al punto 1º.
4º. Quieres acortar tiempo y comienzan las modificaciones: igual no hago el dibujo por atrás... igual lo tejo en sisa y así no hago mangas... no voy a hacer el cuello pico...

El resultado de mi camiseta está muy "adaptado" y cada una de esas "adaptaciones" tienen que ver con las pocas ganas de tejer que he tenido en los últimos tiempos (y que ni podía ni debía).
El calado es del Waterlily y todo lo demás no :-) 


Para rizar más el rizo de circunstancias que han pasado con esta labor, me dí cuenta que para tejer la camiseta del modo que la he tejido no me hubiese hecho falta la revista porque es exactamente el mismo calado que un chal que tejí hace tiempo (me dí cuenta cuando imprimí el patrón... sí, todo ha salido muy bien con esta labor).





Tenía ya muchas ganas de pasar página con esta labor. 

Hoy puedo decir que lo he terminado, aunque muchas veces he estado tentada a no hacerlo. De hecho, no creo que lo estrene ya este año... es posible que el año  que viene. (O tal vez tire del hilo, no lo sé).




El caso es que después de casi 3 meses por fin doy por cerrado este capítulo y ya estoy pensando en nuevas labores para mis agujas.




 
 

12 comentarios:

  1. Hay veces que se nos atragantan los patrones que con tanta ilusión empezamos.
    Me alegro de que la hayas terminado, el resultado me ha gustado muchísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Sí, el resultado ha quedado bonito... pero ya al final tenía ganas de terminarlo.

      Eliminar
  2. Sí a veces ocurren cosas así...pero te ha quedado ¡¡¡muy bonito!!!sí te queda bien de talla no tires del hilo sería una pena.
    Yo disfruté con este patrón, con lo que no he disfrutado ha sido con este hilo, se habría una barbaridad,he tejido una camiseta y me ha quedado grande pero de momento pensar en deshacer me horroriza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento lo voy a dejar... no quiero tirar del hilo "en caliente".
      Ya veré mmás adelante qué pasa...
      :-)

      Eliminar
  3. Uf, cómo te entiendo, sobre todo por el primer y segundo puntos de tu lista (porque yo con el poco tiempo que tengo para tejer, ¡como para ponerme a pensar en modificaciones!).
    Pero viendo la última foto te ha quedado muy bien, de verdad! Igual le has cogido algo de tirria, pero piensa que después de todo el esfuerzo el resultado ha valido la pena :) Guárdala y el verano que viene la sacas del armario, después de tantos meses sin verla agradecerás tener una camiseta nueva en cuanto llegue el calorcito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... es un poco eso.
      Que me he saturado de verla :-P
      La dejaré pendiente y el verano que viene... pues ya veremos lo que surge.

      Eliminar
  4. Me siento muy identificada con lo que cuentas peto me pareces una heroína tejeril por habrr tardado sólo 3 meses en acabarlo a pesar de los mil impedimentos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Albis!
      Al menos lo he terminado! :-P
      A ver si a ahora mi espalda comienza a portarse bien y puede seguir tejiendo de manera normal... aunque no sé yo... :-(

      Eliminar
  5. A mi me gusta. Este tipo de prendas las uso a veces como chaleco, como prenda superpuesta todo el año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca las he usado así... es una idea a tener en cuenta :-)

      Eliminar
  6. No sabes cuanto te entiendo. Me está ocurriendo a mí también estos días.LLevo el top Azalea por la mitad, no me motiva, he hecho y deshecho, le estoy cogiendo manía y no sé que hacer....
    Te ha quedado muy bonito, pero claro, las connotaciones emocionales pueden hacer que no te lo pongas.Si no vas a estar agusto, tira del hilo amiga.Muchos besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, a veces aunque te guste el resultado... ya no es lo mismo.
      Me da hasta pereza estrenarlo :-P

      Ánimo con tu Azalea!! Y si no lo ves claro... a otra cosa :-)

      Eliminar